Información y objetividad de las publicaciones

derechos-de-autor

Las décadas de los sesenta y setenta fueron testigos del nacimiento de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (microelectrónica, informática, ordenadores, televisión, satélites, internet, etc.) que constituyeron un nuevo paradigma tecnológico.

La sociedad del conocimiento, son explicadas en un alto grado por las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), en general y por Internet en particular. Esta última engloba la comunicación y la información, y estos dos conceptos determinan al mismo tiempo el eje de la producción del conocimiento. Además, queremos destacar uno de sus atributos: consistente en su alto impacto al alterar la organización y comportamiento de la sociedad en forma heterogénea.

El papel de los comunicadores es cada vez mayor, como mayor es la responsabilidad que tienen los medios de comunicar con objetividad. Los medios poseen hoy sobre la sociedad un espacio e influencia diferente según su naturaleza. Internet nos brinda la inmediatez de la información, pero no ha desplazado a la radio que nos informa en el auto, caminando o en el tren. La televisión nos muestra la realidad a veces de manera cruda y otras utilizando el morbo como arma para obtener mas rating. La prensa escrita nos explica esa realidad con la fuerza que le da su perennidad por estar impresa en papel. De allí la frase “es verdad lo leí en el diario”

Nada de esto nos asegura objetividad en la información que recibimos. Desde el momento en que las agencias de noticias seleccionan la información a enviar o el editor descarta una nota por creerla muy banal o extensa, la información carece de objetividad. Un noticiero que transmite desde una ciudad de medio oriente una lluvia de misiles con infinidad de muertos y heridos, pero nunca muestra a las condiciones de desnutrición en el norte del país o un periodista que prefiere describir una horda descontrolada de encapuchados rompiendo vidrieras y golpeando transeúntes, como una “pacífica manifestación de los trabajadores en legítimo reclamo de “sus derechos” están siendo mas que subjetivos en la transmisión de la información.

Es inevitable, la intervención del hombre en la transmisión de la información implica subjetividad. Es por eso que la única herramienta que poseemos para estar bien informados es adoptar un papel activo y protagónico frente a los que nos informan, o lo que leemos en el diario o Internet. Hay que realizar una “Lectura inteligente que implica una actitud de búsqueda de la verdad, la que nos permitirá develar lo que hay detrás de la información. Separar la paja del trigo. Sacar de mentira verdad, destilar la subjetividad del periodista o del medio. De esta manera, reflexionando, interpretando y construyendo nuestros propios criterios e ideas, lograremos tener una visión mas clara, precisa y objetiva del mundo que nos rodea.

Consultora Editorial Universitaria

Y sConsultorai, llego el día, vamos a largar. Se viene la Consultora Editorial.

Luego de muchos años de trabajo con los Editores Universitarios de las Universidades Privadas Argentinas (REUP) y observando la necesidad existente, tanto en Argentina como en el resto de Latino américa, me propongo fundar una Consultora Editorial. La idea es brindar asesoramiento y consultoría para Instituciones que quieren mejorar los aspectos clave de la dirección, la gestión estratégica y las estrategias de comunicación, información y marketing editorial de su organización.

¿En qué consistiría el trabajo que realizaremos?: Conociendo el mundo de la edición como nadie, respetando el estilo de cada uno y aportando intelecto y capacidad profesional brindaremos ayuda a las Instituciones para que puedan poner en marcha, profundicen o pongan en valor sus propias editoriales.

La pasión por los libros, las editoriales y la enseñanza nos han llevado año tras año, a profundizar en la gráfica, la administración, la comunicación y la tecnología, por eso nos sabemos que podemos ayudar en las siguientes áreas:

  1. Puesta en marcha /apoyo de la edición del libro académico: Trabajaremos con un equipo interdisciplinario compuesto de profesionales y/o especialistas en temas de editoriales, académicos y científico técnicos, socios o convocados al efecto, que puedan aportar sus conocimientos para poner en marcha o mejorar el funcionamiento del área de publicaciones de su Institución.
  2. Edición y producción editorial: Dada nuestra vasta experiencia en la producción gráfica, en la Consultora nos profesionalizamos en llevar adelante Proyectos editoriales individuales. De tal manera que si una Institución o persona quieren editar un libro, sea producto de una investigación, del trabajo de una vida, de experiencias personales o para mantener viva la historia de una Institución o familia, nosotros nos ocupamos de asesorar, dirigir y producir la idea hasta concretarla en una publicación con posibilidades de comercialización.
  3. Asesoría Jurídica Editorial: Con el transcurso del tiempo las Instituciones educativas van generando, por propia voluntad o no, de manera ordenada o caótica distinto tipo de publicaciones. Es así como llega un momento en el que nos enfrentamos a algunos problemas legales con dichas publicaciones por lo que, antes de empeorar más las cosas es recomendable que busquemos ayuda para cumplimentar todos los requisitos de la ley y lograr tener ordenada la relación con los autores y sus correspondientes contratos.
  4. Derechos de Autor/Foreign rights: La venta de derechos es una estrategia fundamental para el crecimiento de una editorial y para favorecer la circulación y difusión de sus obras en el mundo.La misma permite a una Institución mayor presencia en el exterior y un mejor posicionamiento en el medio. Presentaremos sugerencias para ordenar las relaciones contractuales con autores y editoriales, a los efectos de cumplimentar todos los requisitos que exige la ley y mejorar los procesos, estandarizar condiciones, mantener controladas las rendiciones y cumplimentar exigencias y En definitiva tener una política sana de derechos.
  5. Financiación: Las editoriales universitarias se encuentran ante el desafío de autofinanciar sus publicaciones y poder ser rentables. En general se intenta presentar proyectos viables que permitan acumular ingresos por la venta de los libros publicados. Sin embargo existen medios alternativos para lograr la financiación de los proyectos editoriales.  A la hora de concebir nuestro trabajo, tratamos de resolver este problema aportando ideas para conseguir fondos.

Este blog seguirá aportando ideas, puntos de vista  e información del mundo Editorial Universitario y al mismo tiempo servirá para contestar preguntas y dudas que puedan surgir respecto del trabajo que realizamos.

Esperando poder ayudarlos, los saludo

Ezequiel Obiglio

 

Normalidad, Ética y ….. (3 parte)

1775802.jpgDecíamos que;   “Sería correcto definir a los valores de una institución como las creencias, los principios intrínsecos que proporcionan un marco ético al quehacer de la organización”

Desde el punto de vista de liderazgo, se pueden reclamar valores a los miembros de la organización, sin embargo, es a la hora de actuar que esos valores deben ser sostenidos y aplicados, pues muchas veces, en el momento de la verdad, parecen desaparecer. Las razones para el sacrificio personal son abandonadas o los principios soslayados en pos de beneficios extraordinarios o atajos ilícitos. Desde el punto de vista del análisis comunicacional deberíamos decir que lo valores (éticos) del líder deben convertirse en valores semánticos (de sentido) para transmitirse a través de valores sintácticos (hechos y palabras[1]).

Una característica vital del líder, relacionada directamente con los valores, es la credibilidad. Ésta se consigue a través de la comunicación, trabajando y transmitiendo mediante acciones coherentes y constantes, los valores personales y los representativos de la organización. Como ya hemos visto, los valores personales deben coincidir con los de la organización en un porcentaje muy alto, pues sino sería muy difícil lograr coherencia en las acciones y por lo tanto la buscada credibilidad.

Liderar y conducir organizaciones públicas o privadas supone un ejercicio de responsabilidad, en donde atender los aspectos comunicacionales sea tal vez la expresión más visible y relevante del problema. Un líder creíble debe, sin duda, ser claro, comunicarse eficientemente y buscar la alineación en las prácticas mediante una misión común, logrando así que personas corrientes alcancen  logros extraordinarios.

Aplicándolo a mi área de experiencia la comunicación organizacional en la editorial universitaria se afianzará en el compromiso del Director que es quién define los valores, el mensaje y los canales, De manera que una comunicación coherente, llena de sentido y generadora de confianza haga más efectivo[2] el funcionamiento de los diversos procesos editoriales, generando vínculos entre los miembros de la estructura y entre otros participantes del proceso de edición logrando así resultados sorprendentes.

Si la comunicación en la organización mejora, quizás no aumente la productividad pero si la calidad del producto, pues se evitarán errores por malo entendidos y  probablemente los autores empezarán a elogiar el trabajo que realiza la editorial e impulsarán a otros profesores a publicar en la editorial de la universidad.  A su vez, esto dará prestigio a la universidad quien, mediante las publicaciones de sus profesores, logrará mejorar su posicionamiento a nivel científico y ante organismos nacionales e internacionales. Finalmente esto aumentará la demanda de los libros con lo cual la editorial distribuirá y comercializará mas ejemplares cumpliendo así con su función primordial.

[1] Es decir, ir mas allá del “res non verba”.

[2] Entendemos por efectividad el grado en que una organización logra satisfacer las demandas de los diversos grupos involucrados en el desarrollo de sus actividades. Concepto vertido por Clampitt, P.  en “Communicating for managerial Effectiveness” (1991) Sage Publications, Newbury Park, California, USA.

El papel supera a lo digital. De como el tiempo todo lo cura.

sony-prs-505-ebook-lg2Venimos viendo como los medios comienzan a pinchar la burbuja del libro digital. Ya fuentes ” especializadas” nos informan que los libros digitales no alcanzan el crecimiento esperado, que la industria gráfica sigue creciendo y parece que no muere. “Arriba el libro en papel” parece clamar la multitud, Los lectores claman por su hojas blancas, papeles bookcell y olor a cuero. ¿Será así? ¿Habrá sido todo una ilusión?  Los lectores, las tabletas, el epub, la tinta electrónica. ¿Solo fuego fatuo, un invento más? Puede ser pero…

Sabemos que las sociedades suelen tener opiniones pendulares, somos extremistas. “Ni muy muy, ni tan tan” solía decir mi madre. Sabiduría que dan los años. Déjenme expresar mi opinión, que tratará de ser objetiva.

Me gustan los libros de papel, no solo leerlos, sino hacerlos, distribuirlos y venderlos. Me gusta su olor, el colorido de sus tapas y esa sensación de haber parido un hijo cuando un nuevo libro se imprime.  Me gusta entrar  a una librería y recorrer estantes, viendo tapas y ojeado contenidos. Cada vez que salgo de una librería siento nostalgia por el libro que no me llevo y pena por el que no alcance a comprar. Puedo pasar horas en una librería y suelo ir a ellas cuando me siento triste o deprimido para olvidar mis penas y salir reconfortado. Habiendo aclarado esto debo hablar sobre el libro digital.

Es indudable queel libro digital, surge, como todo lo que proviene de la tecnología, para simplificarnos la vida. El circuito de edición de un libro digital, es salvando algunas diferencias igual al de el del libro papel. Donde la cosa se pone dificil es en el momento de la “multiplicación” de ese libro. imprimir libros implica una inversión generalmente grande, que nos dará una producción que debe ser almacenada y luego distribuida y vendida. Todo un proceso complejo, con sus virtudes y vicios, que todos conocemos y que siempre intentamos simplificar. Ahora bien, el libro digital llego para hacerlo. Basta de gasto en impresiones, basta de depósitos llenos de libros, basta de problemas de logística. Haga su libro y pongalo a disposición de todo el mundo en minutos. Es más reciba dinero por su trabajo casi de inmediato. Esto es lo que logra el libro digital y nadie se lo puede quitar. Lo que hay que entender es que no vino a reemplazar a nadie,Llego por pedido de todos para hacer mas fácil, lo que era difícil. Ahora tenemos que tomarlo o dejarlo. Hay lectores de libros en papel, creo que todos lo somos. Hay lectores de libros digitales. También hay contenidos para libros digitales y contenidos para libros papel. No se pelean, quizás me atrevería a pensar que no se mezclan. Cada lado tiene sus seguidores, sus admiradores y sus detractores, pero no queda duda que el libro digital es un medio mas de comunicación. Un medio mas que hace que la gente lea mas, piense más y se pregunte mas.

Para las editoriales universitarias la “opción digital” es una gran oportunidad. en un mercado especializado la posibilidad de gastar poco en imprimir y menos en distribuir es muy atractiva. Se pueden formar fondos editoriales con menos “fondos”. lo que gastaríamos en una edición papel, se puede utilizar para editar no menos de 5 libros digitales. esto es una gran oportunidad para aquellas editoriales que quieran crecer mas rápidamente. Y como ya hemos dicho en otras entradas, la promoción de nuestros autores puede ser mayor.

Volviendo al “ni muy muy, ni tan tan” de mi madre. Los libros digitales no son ni tan buenos, ni tan malos son lo que son, depende de nosotros y que queramos hacer con ellos. El tiempo nos dirá, el tiempo es sabio, quizás los árboles finalmente estén agradecidos.

Editoriales Universitarias, Repositorios Institucionales y carrera académica

libroa academico e internetParece conveniente hacer algunas aclaraciones sobre los Repositorios Institucionales a los efectos de considerar su relación con las Editoriales Universitarias y la carrera académica de los docentes e investigadores de las casas de estudios

Consideramos que la función de las Bibliotecas de las Universidades según su misión y estructura es: “… apoyar a la docencia y a la investigación, contribuir a la formación profesional, integral y del hombre, brindar información a la comunidad universitaria, por medio de servicios que constantemente se optimizan, para lograr calidad y excelencia. Y que los Repositorios Institucionales  son: “un conjunto de servicios que ofrece la universidad a los miembros de su comunidad para la gestión y diseminación de materiales digitales creados por la misma institución y sus miembros. Esto es esencialmente un compromiso organizacional a la custodia de estos materiales digitales, incluyendo su preservación a largo plazo, organización, acceso y distribución” y también una herramienta para que los investigadores y docentes sean visibilizados a nivel internacional y vean incrementada su “reputación”.

             “Como Universidad, el papel en la creación y difusión de lo que se denomina cultura científica es esencial en la sociedad, donde la tradición ha marcado una línea divisoria entre la ciencia, la tecnología y la cultura humanística; donde, por ejemplo, el arte o la literatura son aceptadas masivamente frente al conocimiento científico, considerado siempre más ajeno por su supuesta complejidad”. (Revista UNE Nro 21, Cathy Marchal)

            La experiencia de estos últimos años en las editoriales universitarias, nos muestra que es posible llegar a un público general, no sólo de especialistas, utilizando el lenguaje correcto para el público indicado. A través de las diversas colecciones Universitarias que se lanzan al mercado se puede comprobar como estos públicos son permeables a los nuevos descubrimientos, si estos son presentados de manera ágil y sencilla, y con un lenguaje comprensible. Es verdad que la publicación en un Repositorio Institucional  de la Universidad redunda en el aumento de la difusión y el impacto de las obras publicadas y pone los contenidos en las formas de acceso y consumo preferidas por una mayoría de lectores: Pero también visibiliza a los profesores, aumenta el prestigio académico de las instituciones y universaliza el conocimiento..

En algunos casos esto compite con el negocio editorial donde la venta de ebooks esotra fuente de ingresos que permite asi mismo la visibilización de la investigación, no solo en los canales científicos tradicionales, sino en los circuitos comerciales y que pueda generar ingresos que mantengan la estructura editorial funcionado.

.            Con la llegada de la revolución de Internet y el mundo digital el reto para las editoriales se ha vuelto más amplio e interesante. La creación de plataformas electrónicas de libros y revistas permite llegar a públicos lectores muy diferentes en ciudades lejanas con resultados visibles que en otras oportunidades hubieran sido imposibles. Además, con el valor agregado de poder comunicar en otros idiomas que en algunas especialidades es indispensable, o hacerlo en español idioma predilecto para las disciplinas humanísticas.

            La digitalización de la edición es un proceso imparable, y más en el campo en el que nos movemos las editoriales universitarias, la ciencia, que cada vez tiene un ciclo de vida más corto. Antes, un manual universitario podía sobrevivir durante años, hasta décadas, y eran varias las promociones de universitarios que se habían formado con un mismo texto. Hoy eso es imposible ya que “el conocimiento se genera cada vez más velozmente y la edición universitaria ha de dar respuesta de manera rápida y económica a su necesaria difusión”.

En este sentido, las oportunidades que brindan las publicaciones digitales sobre el papel son muy claras, y acabarán imponiéndose. Por el momento, las ventajas se ven sobre todo desde el punto de vista del editor (ahorro de costos, de espacio de deposito, de logística…) pero en cuanto los dispositivos de lectura se generalicen y los usuarios empiecen a comprobar ventajas reales (menor precio, mayor comodidad de transporte y almacenaje, actualizaciones más rápidas…) las ediciones digitales superarán sin duda a las de papel, al menos en el ámbito universitario. Ello no quiere decir que no sigamos editando determinados libros en papel, pero en menos de cinco años el peso de la edición digital superará sin duda al papel en este ámbito.

En este sentido los docentes e investigadores deben aprovechar la publicación digital como medio de difusión, no solo de sus investigaciones y trabajos, sino también de ellos mismos. Aunque “prima facie” pueda parecerles que la publicación digital es un medio que le saca posibilidades económicas, finalmente ésta redundara en mayores beneficios para la carrera académica y mejorara su estatus académico a largo plazo.

 

El papel de la editorial universitaria y los derechos de autor. cont.

derechos

Ya hemos enumerado los derechos de los autores y las obligaciones de los editores, ahora veremos como esto se relaciona con la editoriales universitarias y de que manera los investigadores pueden aprovechar la publicación, sea impresa o digital para el mejoramiento de su carrera académica.

Derechos personales (irrenunciables) y derechos patrimoniales (renunciables)

Vale la pena aclarar aquí que en el derecho de autor se encuentran en juego dos tipos de derechos, derechos de carácter personal (irrenunciables) y Derechos patrimoniales (renunciables).

Los derechos personales son de tipo morales, no pueden cederse y, aunque se los ceda, la cesión nunca será válida. Este derecho otorga la capacidad al autor de la obra de ser reconocido como tal, permite al autor modificar o completar su trabajo y definir la forma de comercializar el mismo.Su duración es toda la vida del autor.

El derecho patrimonial es el que puede disponerse y el que esta en juego cuando se firma un contrato con una editorial. los derechos patrimoniales permiten al autor ser acreedor de los producido por la obra. Así el mismo podrá disponer de los derechos referentes a la reproducción del trabajo, su traducción y comercialización Los derechos patrimoniales duran toda la vida del autor y hasta setenta años después de su muerte en cabeza de sus herederos.

Los derechos de autor y la Universidad

Existe aquí un vacío que muchos docentes y/o investigadores y Universidades dejan de lado y puede llevara conflictos que arruinen el equilibrio existente entre empleados y empleadores.

Un profesor y/o investigador al comenzar a trabajar para una Universidad no debería dejar de firmar un contrato que establezca el futuro de sus descubrimientos y la cuantía de su participación en los mismos. Al mismo tiempo la Universidad debería poner en claro cual será la utilidad que le dará a esos descubrimientos y como se dispondrá de ellos, A continuación solamente enumeraremos los derechos que pueden contemplarse en este tipo de contratos.

  1. Titularidad de los trabajos realizados como resultado de la función docente e investigadora en la Universidad, cuando la investigación no esté vinculada a contrato con entes públicos o privados.
  2. Gestión económico-administrativa y ejercicio de los derechos sobre los resultados de la investigación.
  3. Posibilidad de ceder los derechos sobre los resultados de la investigación.
  4. Inscripción de patentes y publicación de resultados.

Las modalidades y características de estos contratos pueden variar según la voluntad de las Universidades y los autores, sin embargo suelen ser contratos de adhesión (aquellos a los que no podemos hacer modificaciones si queremos acceder a un servicio, ejemplo los de los celulares o los de seguros), aunque según el “peso académico” del docente o investigadores eso puede ser revisado.

Respecto de las publicaciones, generalmente la editoriales universitarias firman contratos de autor. Esto se da pues ellas están acostumbradas a convivir con el “mundo académico” y con el “mundo comercial”.

Una editorial universitaria posee características particulares que la hacen diferente al resto de las editoriales existentes. Al ser pieza fundamental del proceso de investigación, y al mismo tiempo realizar productos de consumo para el mundo comercial donde rigen las reglas de la oferta y la demanda, la editorial universitaria funciona bajo unos principios y postulados determinados.  Postulados que son propios de lo académico, regidos por los criterios comerciales, pero diferentes a los de la actividad editorial en general.

Así la E.U se tomará el trabajo de realizar un contrato con el autor que considere la titularidad de la obra, las características de la publicación, su ámbito de publicación, la cantidad de ejemplares y la forma de remuneración al autor. A estas son cuestiones básicas a contemplar, hoy en día se le agregan la difusión por medios electrónicos y la publicación en formato e-book.

Continuaremos en el siguiente post.

El papel de la editorial universitaria y los derechos de autor/ progreso en la carrera académica de los investigadores y los desafíos de la medición de la productividad en la academia.

derechos-de-autor
Comenzaré describiendo la legislación existente en la Argentina que regula el derecho de autor, para luego desarrollar el papel de las editoriales universitarias y el progreso de los investigadores en la carrera académica en sucesivos posts.

La protección del derecho de autor, contemplada en nuestra legislación, da el marco jurídico a la actividad editorial.

El derecho de autor es un derecho constitucional y como tal esta protegido por la ley. La reforma constitucional de 1994, no solo mantiene el derecho reconocido en el articulo 17 de la Constitución Nacional que dice: ¨… Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley. ¨ Sino que también, al reconocer la jerarquía constitucional de los tratados y pactos internacionales preexistentes, ratifica el derecho cultural que comprende al derecho autor.

En el año 1933 se sancionó la  ley 11.723.sobre la propiedad intelectual que luego de haber sufrido varias reformas (ley 25.036) es la que  está actualmente nos da las pautas sobre el régimen en vigencia.  La Dirección  Nacional de Derechos de Autor, es el sucesor del antiguo Registro Nacional de Propiedad Intelectual y es la responsable de la aplicación de la ley 11.723. Esto implica que todo acto registral  y administrativo dentro del territorio argentino respecto de los derechos intelectuales es jurisdicción de este organismo.

EL AUTOR

Según la Real Academia Española autor es la “persona que ha hecho alguna obra científica, literaria o artística”. Es el creador de la obra.

Obligaciones del Autor

  1. De entregar al editor una copia de la obra.
  2. De responder ante el empresario de la autoría  y originalidad de la obra. Plagio.
  3. Del ejercicio pacífico de los derechos contratados.

El Editor

Generalmente se llama editor a la persona física o jurídica que publica por medio de la imprenta u otro procedimiento una obra, un periódico, libro, etc., ajena por lo regular multiplicando los ejemplares. En el mundo editorial es quién se compromete a realizar la obra, difundirla y venderla adquiriendo derecho y obligaciones por esta tarea.

Obligaciones del editor según la ley

  1. Inscripción de ISBN. Ley 22.399
  2. Inscripción en propiedad intelectual (segundo trámite después de ISBN)
  3. Depósito de ejemplares
  4. Declaración de obra publicada (mensual)

1. Inscripción del ISBN.  ley 22.399

Según la ley todo libro editado en la Argentina deberá llevar impreso él numero de ISBN (International Standard Book Number) es decir del Sistema internacional normatizado para libros[1].

Este número permite identificar la publicación  en cualquier parte del mundo. Al solo efecto informativo el ISBN es un numero de 11 caracteres. Por ejemplo 987-1190-523-8. En este caso el 987 nos indica el país (Argentina), 1190 la editorial , 100 el número de libro de la editorial, y el último es un número de verificación que evita cualquier confusión en los libros.

2.Inscripción en la Propiedad intelectual

La ley de propiedad intelectual prescribe que luego de realizado el trámite de ISBN se realice la inscripción en propiedad intelectual. Esto consiste en completar un formulario con los datos de la obra, el autor, tirada y costo. Con lo cual sedara paso al siguiente trámite

3. Depósito legal de la obra.

La misma ley obliga al editor a depositar en el registro Nacional de Propiedad Intelectual, 4 ejemplares  de toda obra publicada,  dentro de los tres meses siguientes la publicación . El deposito de las obras hecho por el editor garantiza totalmente los derechos de autor sobre su obra y del editor sobre la edición y da por finalizado el registro de propiedad intelectual. Con este procedimiento la obra se encunetra protegida plenamente con el derecho de autor.

Tratándose de obras no publicadas, el autor o sus derecho habientes pueden depositar una copia del manuscrito con la firma certificada del depositante.

4. Declaración de obra publicada (mensual)

El editor tiene la obligación de realizar una declaración jurada mensual de obra publicada, haya realizado publicaciones o no en el Registro Nacional de Derechos de autor.

Consideraciones

Los trámites establecidos por la ley, deben ser controlados por el Registro Nacional de Derechos de autor. La verdad es que en nuestro país, solamente cada tanto el registro utiliza su poder de policia pero, cuando lo hace, las editoriales, y los editores se ven en grandes problemas para cumplir con la ley y deben utilizar imprescindibles recurso para evitar altas multas pecuniarias que suelen infringir a los magros presupuestos editoriales, graves lesiones.

Continuaré en otro post.

[1] . Para esto se toma la definición del art 21 de la ley 20.380 que entiende por libro, a ¨ toda publicación impresa unitaria de frecuencia no diaria y sin regularidad periódica¨.

El libro universitario como fuente de información e Internet

libroa academico e internetEl proceso natural que utilizaba cualquier persona de comienzos del siglo XX para encontrar información era el siguiente;

  1. Se tenia una duda sobre un tema
  2. Se consultaba con un amigo o familiar.
  3. Se buscaba en el diccionario de la biblioteca de nuestra casa.
  4. Si se requería mayor información se buscaba en la Biblioteca del pueblo, ciudad o municipio.
  5. Se podía ir a la librería del barrio y comprar un libro sobre el tema.

Valga esta introducción para decir que si se requería información sobre un tema se recurría a los libros y donde ellos se encontraban. Claro que estamos hablando de aquellos libros que nos presentaban el mundo que nos era desconocido  o no estaba a nuestro alcance. Así podíamos acceder al tratado de “Matemáticas natural” o “Contabilidad básica” pero también a libros de mapas, sobre países o costumbres, estadísticas e invenciones. El mundo lo ibamos descubriendo de a partes y se nos presentaba en formato papel de 20 x 28 cm, 16x 23 cm , o 13 x 20 cm.

Nuestra fuente primera y confiable de información eran los libros.

La realidad del S XXi ha cambiado esto. Nuestra fuente primaria y ¿confiable? de información es  Internet Podemos viajar a cualquier parte del mundo desde nuestra  pantalla, ver información sobre el cielo y lo profundo del mar. Saber que esta investigando la NASA o cual fue la última palabra del Papa Francisco hace 1 minuto; jugar conversar con amigos, contactos o extraños: compartir información, imágenes y afectos, hasta estados de ánimo.

Ahora, yo me pregunto ¿Dónde quedaron los libros, son ya productos des actualizados que no aportan nada o tan poco que ni figuran dentro de este breve listado de cosas para ver, hacer y consultar en Internet?

Si, se que me van a acusar de anticuado, que debo “aggiornarme”, que existen los eBooks y que uno puede adquirirlos, bajarlos o consultarlos on line. Quienes me conocen saben que son un promotor de los libros digitales o eBooks sobre todo para las editoriales universitarias e instituciones académicas pues creo que es la mejor forma de difundir la investigación y un camino crítico que los editores debemos comenzar a recorrer inevitablemente. Les recomiendo la lectura de mi post   http://wp.me/ptGdr-7h  antes de empezar, les evitara muchos dolores de cabeza.  La verdad es que el libro papel tiene aún mucho que aportar por varios factores.

  1.  Principalmente, pues mantiene los  procesos de edición y corrección que en general, certifican la calidad o valor de lo que contienen.
  2. Pues detrás de ellos existen recursos, tiempo y voluntad de toda una “industria cultural” para utilizar un término que abarque a investigadores, autores, editoriales, universidades, artistas y demás, vinculados a la producción de científica, cultural y artística que los involucra.
  3. Pues siguen siendo un formato de fácil utilización, búsqueda y acceso en la mayoría de los países del mundo y que ha mejorado su circulación en base a la misma Web.,

Ahora, la mala noticia es que en general los libros aparecen en las búsquedas de Internet en puestos muy lejanos a los primeros y  para encontrarlos hay que saber el nombre exacto, o su autor y temática o su ISBN. En el próximo post trataremos el tema de cómo posicionar mejor nuestros libros en la Web.

Espero llegar con nuevas ideas de la Asamblea de Editores Universitarios Privados de Argentina a la que concurriré en Salta donde una de las temáticas es el Marketing on line: Comunicación y difusión. Hasta pronto…

Un poco de comunicación 2.0 para los editores universitarios

1000 personasEstar para existir. Comunicación 2.0 para editores universitarios

Para utilizar estos nuevos canales, nuevos medios, hay que comprender la filosofía que impulsa a los usuarios a comentar, participar, hacerse oír, opinar y pedir cosas a las organizaciones.

En el pasado, la masa pensaba que lo que aparecía en TV era verdad. Conocida es la anécdota en la que el hijo pequeño le dice al padre que los fantasmas existen; al responderle el padre que eso no es cierto, el hijo, sorprendido, le contesta: “¿Cómo que no existen, si lo vi por televisión?”.

Surgieron los efectos especiales, los filmes de Steven Spielberg, Industrial Light and Magic, Pixar movies, las modificaciones por computadora. Todo fue recreable, si no en la TV, en la pantalla grande. Fue entonces cuando ese visado de verdad que poseía lo audiovisual se fue perdiendo.

Luego llegaron los teléfonos personales: había que tener uno y pasamos a  estar disponibles todo el tiempo para subsistir socialmente.

Con el surgimiento de internet y luego las redes sociales, las cosas comenzaron a cambiar. En la actualidad,si la persona/ empresa / editorial no está “wired”, conectada todo el tiempo, se queda fuera del mundo.

Esto nos lleva a la premisa de este punto: hoy, gracias a la tecnología, a la banda ancha, a la conectividad inalámbrica, a las herramientas 2.0, se hace posible el estar siempre presente en el mundo digital. Es allí por donde parece pasar la realidad[1]. Twitter.com,[2] Facebook.com,[3] MySpace.com[4], Wikipedia,[5] Blogger, WordPress.com,[6] todas estas plataformas nos permiten una comunicación permanente y, en definitiva, han hecho que en el imaginario popular, si uno no tiene su blog, no “twittea” o tiene su red de amigos online, no existe. No solo no existe sino que no hace lo que debe por sus clientes/ lectores , ni se preocupa por ellos.

Si la editorial o empresa “no existe” no se entera de lo que va pasando, qué hacen sus lectores, dónde están sus seguidores o qué pasó con ese título olvidado. Pero eso no es todo. La participación social en la Web tendrá relación con la vida de  la editorial. ¿ Qué tema preocupa o interesa? Cuál es el autor/ profesor de moda? ¿Quién realiza el evento más concurrido?  No queda otra: si uno quiere existir, debe estar y el lugar para estar es la Web 2.0.[7] Ya Marshall Mc Luhan[8] nos lo predecía.

Las empresas, editoriales y las organizaciones de hoy deben aggiornarse. La comunicación efectiva es la que genera relación, y la forma de relacionarse con los públicos, internos y externos, ha cambiado. El cliente ya no está allí afuera; está en la Web, quiere saber lo que compra, opinar sobre los productos, sobre la empresa, sobre la ética de sus avisos, sobre cómo fabrica lo que vende la organización. Tiene voz y voto a sólo un blog de distancia. Si no le gusta, lo dice, y bien fuerte. Eso puede ser malo; pero si le gusta, también lo gritará a los cuatro vientos.

Si el cliente/lector esta ahí, las editoriales no pueden dejar de hablarle. En su lenguaje, bajo sus normas, en su contexto (plataforma). Las áreas de comunicación deberán estar atentas a un nuevo entorno más competitivo y más complejo. Lo que se publique sobre su organización le permitirá palpitar el sentimiento del consumidor y responder rápidamente a los intereses de los grupos de personas, que de una u otra manera, expresan sus opiniones personales, gustos, antojos y caprichos. Para aquellos que estudiaron algo de marketing, lo principal es saber que piensan los diferentes públicos. durante mucho tiempo esto fue difícil, engorros y caro. Hoy los clientes nos los gritan en la cara, en las redes sociales, en el mejor de los casos a nosotros, en el peor a sus red de 7000 contactos. No podemos permanecer indiferentes.


[1] “Se puede afirmar que la fuerza de los nuevos lenguajes integrados, pueden ocultar la verdad o sobrepasar la realidad concreta.”. Carril Rojas, Jaime (2003) “Actas  Congreso  Continental sobre Iglesia  e informática” Monterrey.

[2] http://www.twitter.com es un servicio gratuito de microblogging, que hace las veces de red social y que permite a sus usuarios publicar textos de no más de 140 caracteres (tweets), Estos mensajes se envían mediante la Web o vía SMS desde un celular, desde programas de mensajería instantánea, o incluso desde cualquier aplicación de terceros.

[3]Facebook es un sitio Web de redes sociales creado por Mark Zuckerberg, estudiante de la Universidad de Harvard, que se utilizaba para relacionarse entre los alumnos. En la actualidad se encuentra abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico y posee más de 200 millones de usuarios. Facebook lanzó su versión en francés, alemán y español, siendo esta última la de mayor crecimiento en este año.

[4] My Space es un sitio Web de interacción social formado por perfiles personales de usuarios que incluye redes de amigos, grupos, blogs, fotos, vídeos y música, además de una red interna de mensajería.

[5]Wikipedia es una enciclopedia abierta en la cual cualquier persona que posea acceso a ella, puede insertar palabras o textos y redactar definiciones. Conjuntamente con voluntarios de todo el mundo, se lleva adelante este proyecto, sin fines de lucro, que busca crear la enciclopedia social más grande del mundo.

[6] Blogger.com y WordPress.com son servicios para crear y publicar blogs sencillamente. No es necesario que el usuario conozca códigos de programación, ni la instalación de programas en sus computadoras. Su característica principal es la inmediatez de publicación en la red.

[7] http://www.oreillynet.com/pub/a/oreilly/tim/news/2005/09/30/what-is-web-20.htm. El término Web 2.0 fue utilizado por primera vez por Tim O’ Reilly para referirse a una segunda generación en la historia de la Web basada en comunidades de usuarios y una serie de servicios, como las redes sociales y los blogs, que fomentan el intercambio veloz de información entre los usuarios.

[8] McLuhan (1911-1980) anticipó el tránsito a la aldea global, afirmó que el medio es el mensaje, que las tecnologías admiten ser consideradas como prolongaciones de nuestro cuerpo y nuestros sentidos, que los medios de comunicación electrónica admiten ser considerados extensiones de nuestro sistema nervioso central.

Como comenzar a publicar libros digitales y no morir en el intento

ImagenTuve la oportunidad de ser invitado a la XXVI Reunión Anual de Editores Universitarios Brasileños (ABEU). Mas allá de ser una experiencia magnifica sobre la que ya escribiré, allí me entregaron lal Revista de la ABEU que se llama “VERBO”. Una excelente edición, diagramación y especialmente idea. Leyendo en mi portugués básico, pude rescatar una colaboración que Fernando Quaglia, especialista en e-books  y Director Editorial de la Federación Espirita del Brasil  realizó en la anterior Reunión de Editores Brasileros, donde destacó 12 pasos indispensables a tener en cuenta cuando se piensa incursionar en una política de edición digital. Transcribo, con alguna licencia personal, sus consejos junto con los míos.

 12 pasos para encarar la producción digital

1 DERECHO DE AUTOR: Organizar contratos y entender las cuestiones jurídicas. Tener presentes los derechos de difusión y reproducción.
2 INVESTIGAR: Conocer el mercado y hacer seguimiento de lo que esta pasando con las nuevas tecnologías. Tener presente a nuestros clientes.
3 INFRAESTRUCTURA: Planear la infraestructura necesaria para acompañar la logística de producción de libros electrónicos. Tener en cuenta el control de calidad del producto que ofreceremos. Conocer la lógica del ISBN electrónico.
4 SELECCIÓN DE CONTENIDOS A PUBLICAR: buscar la lógica de publicación de los títulos que serán digitales de nuestros catálogos.
5 EXPERIMENTE: pruebe, equivóquese y vuelva a probar. No tenga miedo a probar. Integre el mundo digital a su mundo real.
6 LA IMPORTANCIA DE LA METADATA: debe tener en cuenta la información de la información. los meta datos son un valor agregado fundamental en el mundo virtual. Identifican a los libros y ayudan al marketing de las obras.
7 SOCIOS DIGITALES: elegir correctamente con quien trabajar. Usted pondrá en sus manos su fondo editorial.
8 MARKETING: es importante conocer el marketing para nuestros usuarios, las redes sociales y los medios de marketing digital. Muchos están interesados pero muchos no saben como consumir.
9 EXPERIENCIA DE USUARIOS: hay que estar atento a lo que dicen nuestros clientes de nuestro producto digital. Como se ve, si es fácil leerlo en cualquier dispositivo, etc.
10 DRM: la piratería es inevitable. El sistema debe ser siempre y de fácil acceso al público.
11 INFORMACIÓN: hay que estar siempre dispuestos aprender y comunicar. Evangelizar es el camino.
12 VALIDACIÓN DE PROCESOS: avanzar paso a paso, validar con referentes. Ser flexible pero tender a la estandarización de procesos.

Como podrán deducir no es una guía taxativa, son consejos generales  pero luego de mucho tiempo de trabajar y estudiar sobre el tema creo que pueden ser de gran ayuda para aquellos editores que incursionen en este nuevo ( ya no tanto) mundo.

Hasta la próxima